Su historia

Pontevedra, ciudad marítima y capital de las Rías Bajas, como habitualmente se le apellida, era muy natural que poseyera alguna asociación dedicada a la exaltación y fomento de los deportes del mar. Sin embargo, tan evidente hecho no se ofreció a la consideración de los pontevedreses hasta el comienzo del año 1.932

Y así el día 3 de febrero, un grupo de entusiastas de los deportes del mar, se reúnen en la que después sería su primera sede social, en el número 28 de la calle Manuel Quiroga de esta ciudad, y acuerdan constituir el “CLUB MARÍTIMO”, que así fue como se denominó al principio.



En la reunión fundacional se eligió al primer Presidente del Club, elección que recayó en Don Luis Fonseca Quinteiros. El primer local que se alquiló, para pañol de embarcaciones, fue el bajo de la casa núm. 23 de la calle Bernardo Mateo Sagasta, por la renta mensual de 30,- pesetas.
Esta Entidad, desde su creación, siempre tuvo la aspiración constante de fusionarse con otras de parecidas características, y así conseguir un mayor potencial económico y deportivo, que fue una labor ingrata de numerosas gestiones, reuniones, etc., que la mayoría de veces no llegaban a su final. La primera fusión se realizó con la Sociedad Juventud Atlética Sporting, el 7 de junio de 1.935, después de una larga discusión y reñida votación, al tiempo que se acordaba crear una sección de Gimnasia y celebrar una jornada anual con la denominación de “Día de los deportes del mar”.
Durante el periodo de la guerra civil, el Club arrastró una vida lánguida, y las actividades deportivas del Club se suspenden provisionalmente. A mediados de 1.939 aproximadamente, se hace cargo de la Presidencia del Club, el conocido mecenas pontevedrés, Don Bernardo López Duran, quien durante su mandato, hasta 1.944 revive de nuevo el Club e inicia su participación en las diversas competiciones, especialmente en la sección de remo, de ámbito local y las salidas solo se hacen a las zonas limítrofes, participando en la modalidad de traineras.
El 21 de mayo de 1.958, se hace cargo de la Presidencia Don Luis Gutiérrez Fernández-Luanco, el que en Colaborando en un partido de waterpolosus primeras actuaciones, se propuso y consiguió, la fusión con el “Club Náutico”, que desde 1.940 venía existiendo en Pontevedra, dependiendo de la Obra Sindical de Educación y Descanso y, entonces la sociedad pasó a denominarse “Club Náutico Marítimo”, denominación que duró muy poco tiempo, ya que en la reunión de la Junta de Gobierno del 17 de junio de ese mismo año, y después de estudiar diversos nombres, se acordó por unanimidad pasara a denominarse “CLUB NAVAL DE PONTEVEDRA” , situando en el local de la Avda. del Uruguay.
En esta primera etapa del Club, su actividad comprende dos partes, una hasta finales de 1.936, en donde sobresale en la práctica del remo-traineras y la natación, obteniendo destacados triunfos, de los que sobresalen los trofeos: “Copa R. Várela regatas 1.932”; “Copa Presidente de la Diputación- 1.935”; “Copa Regatas Peregrina 1.935”; y “Copa Presidente de la República. Día de los Deportes del Mar-1.935”, en la segunda parte, desde finales de 1.939 a 1.950, se da un nuevo impulso a las actividades y va adquiriendo ya cierta importancia la práctica del piragüismo, que utiliza para las competiciones las famosas piraguas “tipo canadiense” fabricadas con lienzo sobre un armazón de madera, enormemente pesadas y que se construyen nuestros propios palistas.
Se pasa a participar ya en competiciones de tipo Regional y Nacional, siendo muy diversa la actuación de los equipos de las secciones que funcionan en el Club: remo (traineras), piragüismo y motonáutica. En este periodo destaca sobre todo, la participación en las diversas regatas de traineras que tienen lugar en el trayecto del río Lerez comprendido entre los dos puentes, en especial por las fiestas de la Peregrina, que poco a poco van adquiriendo mayor importancia, naciendo una sana rivalidad deportiva con los otros clubes del entorno.